top of page

Boda Amber & Luke

7 de Mayo.

Finca La Plantación.



Amber & Luke se conocieron en un bar en España, donde ambos estaban vacaciones. Coincidieron en asientos contiguos y empezaron a hablar. ¿Qué probabilidades había de que dos ingleses se encontraran en Alicante? Bastantes. Pero.. ¿Qué probabilidad había de que acabaran casándose? Ya no tantas. Sin embargo, desde el minuto uno la magia surgió entre ellos y a día de hoy nada ha cambiado.


En Febrero de 2020 quedamos para tomar un café y aprovechamos el buen tiempo de Alicante para hacer el preboda en las Salinas de Torrevieja. El agua cristalina hacía centellear los rayos de sol y se creó un ambiente muy íntimo. El paisaje y la química entre ellos hicieron fácil nuestro trabajo. Tanto el vídeo como las fotografías son un reflejo de esta sesión tan especial e inolvidable.





La ilusión se apagó cuando en Marzo se declaró la alerta. Los aeropuertos cerrados, nadie por las calles y la boda aplazada. Ese no era su año. Ni tampoco el siguiente. Pero por fin, en 2022, llegó su momento.


La misma semana de la boda los novios organizaron una Pool Party. El tiempo nos acompañaba. Era aun hermoso día de primavera y el chalet estaba lleno de invitados todos vestidos de blanco. Con el fuego de la barbacoa en marcha y las bebidas bien frías, todos disfrutaban del sol con los pies en el agua.



La boda fue un evento emocionante. El sol brillaba en el cielo azul mientras la pareja se preparaba para su gran día.


El novio, junto con sus amigos, estaba muy elegante con un traje beige y una pajarita de seda. Mientras se vestía, aprovechó para abrir un regalo que Amber le había dado para ese momento. En él había un reloj precioso y unos bóxers que nos dejaron alucinando donde leíamos: 'Propperty of: Mrs. Amber Greenwood'. ¡Muy gracioso!


La novia se tomó los preparativos con calma para disfrutarlos con todas sus damas de honor. Aprovecharon para tomar una copa de champan y refrescarse en la piscina. Su madre le ayudó a vestirse mientras sus damas de honor y su padre esperaban impacientes. Lucia preciosa con su vestido blanco y su velo y como ella decía: 'with a very spanish touch'. Cuando su padre y sus damas vieron a la preciosa novia no pudieron contener las lágrimas. Nosotros tampoco.



La ceremonia se hizo en un precioso jardín con un ambiente lleno de emoción. Los invitados esperaban nerviosos, aunque no más que el novio.



La novia llegó con su flamante coche blanco y en la entrada esperaban impacientes los niños de las flores y sus damas de honor. Entraron todos en fila y cerrando la comitiva estaba Amber, acompañada de su padre. Al llegar al arco que daba entrada al pasillo la novia se detuvo, todo se quedó en silencio, ambos se miraron y el tiempo se paró. Luke, deseando estar al lado de Amber, rompió el silencio con un ''¿Cuánto tiempo me vas a dejar esperando aquí 'fu**ing hell'?'' y entre risas la novia llegó hasta él.



La ceremonia fue un coctel de lágrimas y risas, con discursos emotivos de familiares y amigos cercanos. Como sacado de una película Disney, todos cantaron juntos en ese pequeño bosque de hadas.



Finalmente, se declararon marido y mujer leyendo sus votos. Acompañados de aplausos y vítores de sus familiares y amigos, Amber & Luke se fundieron en un apasionado beso.



Todos se acercaron a la pareja de recién casados para felicitarlos. Se abrazaron, brindaron y charlaron un rato en el coctel.



Antes de entrar al banquete aprovechamos para hacer algunas fotografías a la preciosa pareja. La magia se notaba entre ellos, estaban rebosantes de amor. Después, se incorporaron a la sesión las damas de honor, amigos y familia para hacer unas fotografías muy divertidas. Eran un montón.



Con la entrada al banquete las risas y lágrimas continuaron con unos 'speeches' muy emotivos por parte de los más allegados. Hubieron vueltas al pasado para rememorar los mejores momentos de sus vidas y esto hizo que la velada fuese tan divertida y emocionante. Los discursos fueron interrumpidos por un actor disfrazado de cocinero enfadado que... ¿cantaba?.



La fiesta había dado comienzo ya en el salón, con el cocinero, y esto siguió en el porche animado por un grupo de música muy rockero. Los novios dieron su primer baile como marido y mujer y todos bailaron hasta que se llegó la noche. Alcohol, bailes, música en vivo, photocall, muy 'british' todo.



Y así, después de tanto tiempo, por fin cumplieron su sueño. Una pareja de ingleses, que se enamoraron en España, pero que se comerán el mundo con su amor.

bottom of page